Concierto por la paz : Un encuentro de la diversidad y la tolerancia

Por Marcos Fabián Herrera Muñoz


La etapa de posconflicto que se avecina, una vez capitulada la confrontación y refrendados los respectivos acuerdos, exige la construcción de un relato incluyente que posibilite  la irrupción de nuevas y vigorosas ciudadanías. 

Es en ese proceso en el que  Servicio Nacional de Aprendizaje SENA, debe participar como un agente que potencie el diálogo cultural y contribuya a la incorporación de quienes han decidido transitar el camino de la civilidad.  La educación, lo han demostrado los procesos de pacificación en América Central y en Suráfrica, cumple un papel determinante a la hora de resarcir las heridas generadas por la violencia secular, y de propiciar el florecimiento de  sensibilidades que procuren el debate argumentado y tolerante. 

Por todo ello, el arte como herramienta simbólica, adquiere una dimensión especial para divulgar mensajes de fraternidad, y de esta manera,   obrar como canalizador de ese talento que la beligerancia ha malogrado.

César López, embajador de buena voluntad de las Naciones Unidas, y un icono en la música colombiana por la invención de la escopetarra, ofrecerá unconcierto por la paz en la legendaria Hacienda La Angostura, lugar en el que desarrolla labores  el Centro de Formación Agroindustrial del SENA - Huila. 

Cruce de caminos en la lucha independentista,  y punto equidistante entre los municipios de Campoalegre, Hobo y Algeciras, en este centro de formación confluyen aprendices provenientes de zonas rurales y urbanas, que han padecido los estropicios de la guerra y reclaman el advenimiento de una era de armonía y concordia. 

El concierto, que tendrá lugar el próximo 24 de Octubre, será una ocasión para confirmar que la música es el lenguaje de la diversidad. Los pobladores del departamento del Huila, agotados ante la estridencia de la guerra, podrán enarbolar  el arte como camino a la  reconciliación, en un punto en el que la historia nacional reclama abandonar el desdén y ser partícipes de los cambios que requiere la paz. 


Lo que ha sucedido en primer Simposio de la Innovación La Angostura 2014





Internos en el festín de las letras

 
Las revistas literarias han sido milagrosos faros que han iluminado los  escarceos de muchos escritores. En Colombia, publicaciones como Mito, Letras Nacionales, Puesto de Combate y Odradek, han servido para abrigar a cientos de poetas y narradores, que con la exultante intrepidez del noviciado creador, han confiado en un  editor sus primeras obras. Desde la legendaria Bronce, que fundara el novelista Augusto Ángel Santacoloma, en el Huila han existido publicaciones esporádicas que sobreviven gracias a la valentía de un quijote que se esfuerza por cultivar la inteligencia, en una  tierra más proclive al jolgorio sampedrino y el ruido que aturde,  que al sosiego de la reflexión y el silencio que estimula. Cuatrotablas es la publicación cultural del Huila, que con la fe propia de los marineros curtidos, se ha conservado con vigor, alcanzando ya 15 ediciones en su provechosa existencia de 35 años. Su director, el poeta y gestor cultural  Amadeo González, visitó el Centro de Formación Agroindustrial La Angostura el pasado 11 de agosto, para presentarnos el más reciente número de su revista, compartir algunas de sus ficciones, relatarnos detalles de su proceso de invención y obsequiarnos muchos libros. La actividad, coordinada por el grupo de apreciación literaria del internado y el equipo de bienestar aprendices, congregó a más de 80  jóvenes, todo ellos ávidos de literatura y arte, y se prolongó por dos horas en las que las  manecillas del reloj dieron una tregua en la despedida del día, para confabular en favor del diálogo, la poesía y el cuento.