SENA e ICBF, unidos por el bienestar de los niños huilenses


Neiva, diciembre 7 de 2012 – Un proceso de equidad e inclusión social es el que lidera el Servicio Nacional de Aprendizaje -SENA Regional Huila-, de la mano del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar –ICBF-, a través del programa de Atención Integral a la Primera Infancia.
Se trata de una acción de formación, que contempla la entrega de herramientas didácticas que fortalecen la labor que cumplen las madres comunitarias de los 37 municipios que integran la geografía huilense, entre ellos, Algeciras, Baraya y Tello, tres poblaciones que hoy cuentan con 66 madres comunitarias certificadas por el Centro de Formación Agroindustrial del SENA Regional Huila.
Estas mujeres, que imprimen su esfuerzo y dedican su tiempo al cuidado de cientos de pequeños, recibieron su título como técnicas en Atención Integral a la Primera Infancia.
Es el resultado de un ejercicio que favorece a aquellas madres comunitarias que habitan en zonas marginales y en situación de conflicto, con quienes el SENA adelanta procesos formativos que les permiten mejorar su desempeño docente.
“Es la cualificación del talento humano. El propósito es entregarles a estas mujeres el conocimiento y desarrollar en ellas las destrezas y las habilidades necesarias para que puedan prestar un servicio de mayor calidad y cumplir su proyecto de vida”, asegura el subdirector del Centro de Desarrollo Agroindustrial, Cándido Herrera González.
De acuerdo con el funcionario, este programa brinda herramientas pedagógicas, de manejo de grupo, de salud preventiva y psicológicas a un grupo de mujeres que tienen en sus manos la responsabilidad de atender a una población tan especial, como es la infantil.
“Estos niños se encuentran en una etapa sensible y son estas madres comunitarias las que tienen la tarea de ayudar a formar el futuro de esas personitas. Es ahí donde radica la importancia de lograr que ellas adquieran mayores competencias y, así, conseguir que les brinden una mejor atención”, puntualiza el funcionario.
Por esta razón, el SENA y el ICBF han manifestado abiertamente su interés en continuar caminando de la mano, con el fin de promover la formación de las madres comunitarias que hoy están ayudando a delinear el futuro de la juventud huilense.

MÓNICA MEDINA HERNÁNDEZ
Comunicadora Regional